Revelado RAW

Las inmensa mayoría de las cámaras DSLR (Digital Single Lens Reflex) ofrecen guardar las imágenes en un formato especial, genéricamente denomidado RAW. Este formato guarda toda la información sobre la luz que captura el sensor en el momento de la captura, lo que permite realizar posteriormente un proceso de revelado digital.

Las imágenes RAW normalmente no se pueden manipular directamente, sino que deben ser transformadas en un formato reconocible por el pc (generalmente JPEG). Es en este proceso de exportación donde entra en juego la potencia del formato RAW. Algunas de las características más básicas ofrecidas por el mismo es un completo control del balance de blancos después de tomar la foto, o modificar la exposición de la misma para ajustar zonas infraexpuestas o sobreexpuestas.

Otra utilidad interesante del formate es la generación de imágenes HDR a partir de una única fotografía (en realidad es un pseudoHDR) gracias a la capacidad de modificar la exposición de la imagen, lo que permite revelar con múltiples exposiciones a partir de una única imagen.

El archiconocido Photoshop puede abrir y manejar imágenes RAW, pero para los aficionados al software libre, existe un programita llamado UfRAW que funciona de forma independiente (únicamente revelado) tanto como importador de imágenes RAW para GIMP. Hay que tener cuidado, porque este programa puede alterar la información de la imagen RAW original de forma que no se pueda visualizar desde la cámara (al menos es lo que me pasa con el formato raw NEF que usa mi Nikon D40).

Anuncios
Publicado en Fotografía. Etiquetas: , , , , . 2 Comments »